ACTA de Diputados | Martes 19 de Nov de 2013
Elisa Carrió | VER ACTA COMPLETA
Mi intervención sobre la LEY de RESPONSABILIDAD DEL ESTADO en el 2013
Sra. Presidenta (Conti).- Tiene la palabra la señora diputada Carrió.

Sra. Carrió.- Creo que estamos asistiendo, con todas las limitaciones del tiempo, al mayor debate jurídico y político de 150 años, y de más de 300 años en la historia de la humanidad.
En primer lugar, quiero señalar que tratar un debate tan rico, a fines de noviembre y a las apuradas, es en verdad, un disparate.
En segundo lugar, quiero decir que Graciela Ginnettasio y yo nos formamos en la misma escuela y hoy tenemos diferentes posiciones. Ambas respetamos profundamente a Graciela Reiriz, que en mi opinión fue la mejor profesora titular de cátedra de Derecho Administrativo que tuvo la Argentina, aunque no tuvo los mejores libros. De esto hace treinta años y estamos
suficientemente viejas como para poder decirlo. La responsabilidad del Estado puede ser de dos tipos. Una es la responsabilidad contractual –cuando se llama a licitación o se hace un contrato administrativo, por ejemplo-, que se rige desde siempre por el derecho
público. En esto no hay discusión. El problema surge cuando un particular resulta dañado por un acto irregular de un funcionario público. El caso Devoto, que data de 1933, es muy especial: un hombre tenía un campo y cuando van a instalar la electricidad, se lo queman. ¿Qué dijo entonces la Corte? Que el Estado era responsable. Pese a que el viejo artículo 43 no admitía tal responsabilidad, la Corte sostuvo que el Estado era responsable por el hecho irregular de los funcionarios públicos y empezó a aplicar las normas del Código Civil.
Ahora bien. ¿De dónde provienen las disposiciones del Código Civil sobre incumplimiento de los deberes de funcionario público? En realidad, del código alemán. Vélez Sársfield no viene de Francia; viene del código alemán de 1899, pero el primero en reconocer la responsabilidad civil es el código de Aubry et Rau.
Como había normas incompatibles, comenzaron a aplicar una jurisprudencia riquísima que va llevando aquella laguna del derecho –el Estado se consideraba irresponsable, porque era un Estado monárquico- al derecho civil. Siempre hubo una disputa acerca de los fundamentos para determinar si la responsabilidad del Estado debía estar en el derecho público o en el derecho civil. Por supuesto, hay doctrina de un lado y del otro; pero como constitucionalista, voy a tomar las posturas de las que habló la señora diputada.
Tomaré entonces la postura de Bullrich, quien es el primero en decir en 1920 que el fundamento de la responsabilidad del Estado deviene de la Constitución Nacional. Sostenía además que si hay derechos y garantías hay responsabilidad del Estado, ya que como principio general del derecho éste tiene el deber de no causar daño.
Es muy interesante este fundamento, porque además está basado en el artículo 28, que sostiene que toda regulación de los derechos debe ser razonable. Estamos ante un cambio muy grande. Es ahí donde se centra mi discrepancia, similar a la que tuvo Gordillo
en su momento. Este gran administrativista sostuvo muchísimos años después –lo menciono al hablar de Bullrich porque es allí donde encontramos la cuestión teórica- que la concepción política determina la calidad y la direccionalidad del régimen político. Decía que todos los Estados democráticos, liberales o demócratas sociales, con constituciones donde se reconocen los derechos individuales tienen responsabilidad integral del Estado. Además manifestaba que sólo en un Estado marxista-leninista, estalinista o maoísta… Al decir esto pienso en Zannini, porque sólo esas cabezas pueden pensar que el Estado es irresponsable.

Sr. Kunkel.- Señora presidenta: pido que no se falte el respeto a personas que están ausentes.

Sra. Carrió.- Hoy le acepto todo al señor diputado Kunkel porque estoy buenísima. (Risas.)

VER ACTA COMPLETA - SEGUIR LEYENDO